La Calandria

Como la calandria anidamos en las cepas, un nido pequeño y ligero.

Esto nos permite movernos de una viña a otra. Ahora hemos anidado en Cintruénigo, Murchante y Tierga pero mañana la vida nos podría llevar a cualquier parte donde crezca la garnacha. Es lo que nos gusta, también nos gusta poner al mal tiempo buena cara, dar la vuelta a la tortilla, no dar gato por liebre, encontrar el roto para el descosido, la aguja del pajar y coser y cantar.

El principio de todo fue en clase de gimnasia, Luis le dio a Javier un balonazo de lleno en la peor parte.

Luis pensó: “estos jevis me van a matar”, cuando teníamos trece años una melena podía imponer bastante. Luis se equivocaba y al salir de clase se fumaron juntos el primer cigarrico en el hueco de las escaleras.

Con los años dejaron el pueblo. Javier se fue a hacer bellas artes a Cuenca y Luis enología a Bordeaux. Muchas vueltas después, la vida y el vino les unió para crear La Calandria, una búsqueda de la pureza
de la garnacha.

——————————————————————————————–

Creemos que la vida es muy corta para beber vino malo, no nos gusta, por eso hemos decidido hacer nuestros vinos, con ellos aportamos nuestro grano de arena.

Y ya puestos hay que decir que para conocer más a LA CALANDRIA hay que acercarse a los POLIFENOLES y los OLIGOR, los proyectos paralelos de Luis y Javier respectivamente.

Casi 25 años junto a su amigo Gorka haciendo canciones

El teatrito mecánico-romántico de los Hnos. Oligor que ha viajado por medio mundo con su terrorismo sentimental.

Pura Garnacha.  La Calandria (@puragarnacha)
www.puragarnacha.com

 

Share

Deja un comentario